En Rusia, hubo al menos 116 heridos en la ciudad central de Dzerzhinsk, tras una serie de explosiones e incendios en una fabrica de explosivos de uso militar, según Tass, una agencia de noticias del mismo país. Las explosiones ocurrieron el 1 de junio y dañaron alrededor de la increíble cantidad de 180 edificios en los alrededores.

La explosión ocurrió en un taller de producción de trinitrotolueno (TNT) en la planta del Instituto de Investigación Kristall. Según la agencia de noticias Reuters, el director de la planta de Kristall había sido despedido “literalmente un día antes” de las explosiones por violar las normas de seguridad industrial durante el pasado abril, cuando una parte de la planta fue destruida en otra explosión. E incluso otra explosión más letal había ocurrido el pasado agosto de 2018, donde murieron 5 personas.

Las explosiones llegaron a ser escuchadas a 15 kilómetros de la planta y las ondas de choque consecuentes de las explosiones destruyeron ventanas en varios asentamientos cercanos a la planta. La ciudad de Dzerzhinsk se encuentra cerca de Nizhny Novgorov, a unos 450 kilómetros de Moscú. La planta desarrollaba explosivos para uso militar y civil, como para la minería. Todos los empleados, algunos que se encontraban en la planta al momento de la primera explosión, fueron evacuados. Las ultimas cifras indicaron que eran 116 las personas heridas, 18 de las cuales fueron hospitalizadas, según reportajes las heridas se debieron casi completamente a cortes generados por pedazos de vidrio volando debido a las explosiones.

Debido a la catástrofe, se declaro el estado de emergencia en la ciudad y sus alrededores. Además, el Comité de Investigación de Rusia inicio una investigación criminal para llegar al fondo de lo ocurrido.


Nota Original:  http://www.hazardexonthenet.net/article/159692/Russian-munitions-plant-blast-kills-three.aspx