Construir una planta industrial significa movilizar una gran cantidad de recursos y dignifica una cantidad de trabajo para muchas compañías que pasan a formar parte de ese proyecto mayor. Luego la cantidad de personas que son empleadas para convertir a este proyecto en una realidad. La construcción de una planta industrial es un proyecto mayor, que consiste en una cierta cantidad de subproyectos o proyectos. En uno de esos proyectos se encuentra el Diseño, Compra, Construcción, Puesta en Marcha y la Asistencia a la Puesta en Marcha del Sistema o los Sistemas de Control.

Pero el Sistema de Control no es el único sistema basado en electrónica, firmware y software que finalmente va a ser instalado en la planta Industrial. Habrá una serie de sistemas y subsistemas, donde el Sistema de Control será tan solo uno de ellos. Cada uno de estos proyectos o subproyectos forman parte de una obra de ingeniería perfecta donde todo debe coincidir y encajar perfectamente para que luego cuando llega el momento tan esperado, todo funcione. Si la planta tiene 20 motores, el sistema de control debe poder controlar 20 motores y no 19. Así sucesivamente con cada uno de los detalles que harán con cada uno de los sistemas y subsistemas.

Seguridad Funcional o los estudios de seguridad funcional cuidan de la seguridad de los procesos industriales por medio de un diseño seguro, estudios de fallas, la tecnología no tiene todas las respuestas y la tecnología por sí sola no puede garantizar la seguridad. Para garantizar la seguridad se requiere seguir procesos y procedimientos de diseño y construcción adecuados. 90% de los accidentes ocurren por error humano. Para resolver el problema se creó la seguridad funcional (ISA84/IEC-61511) cubriendo todo el ciclo de vida de una planta para evitar el error humano. Una buena seguridad es un buen negocio. Si la planta no funciona no gana dinero. Una catástrofe no es solamente la pérdida de vidas o el impacto al medio ambiente, también puede afectar la capacidad de producción de la planta o de la compañía y eso representa una pérdida de valor para la organización, reflejada en la cultura que esta tiene sobre la seguridad. Cuando se tiene en cuenta a la seguridad en etapa temprana de la construcción se tiene una posibilidad de influenciar el diseño y optimizar el OPEX y el CAPEX. Invertir en el futuro significa invertir en seguridad.

En la Seguridad Cibernética Industrial ocurre lo mismo (ISA99/IEC-62443). Al evaluar los riesgos cibernéticos industriales de los Sistemas Industriales y de la planta o proceso industrial en su conjunto se tiene la posibilidad de influenciar en su diseño (de la planta y de los sistemas) para crear una infraestructura de sistemas y procesos resiliente a todo tipo de amenazas tal que satisfaga la tolerancia al riesgo de la organización o de su propietario, de tal forma que aun pudiendo comprometer a los sistemas de control este evento no pueda provocar consecuencias indeseadas o no tolerables. Seguridad por Diseño.

De esta manera el propietario de la planta industrial tiene la posibilidad de tener lo mejor de los dos mundos, los mejores sistemas de control y la mejor seguridad. Cuando las consecuencias ocurren el daño está hecho, y ya no hay vuelta atrás. Por eso decimos que nunca es tarde para ocuparse de la seguridad (rediseño), pero cuando antes mucho mejor (diseño).

About the author: Eduardo Kando WiseGroup Manager
Estoy aqui para ayudar y guiar a todos los visitantes de la Web de WisePlant. Será un gusto responder a sus consultas, conocer sus inquietudes y recibir sus recomendaciones para mejorar nuestros servicios.