Rusia ha estado practicando la guerra cibernética en un laboratorio de pruebas de la vida real: Ucrania. Andy Greenberg, autor de ‘Sandworm’, cuenta cómo Rusia pasó de cerrar repetidamente la infraestructura de Ucrania a desatar gusanos que causaron miles de millones de dólares en daños globales. Rusia ha estado perfeccionando sus armas de guerra cibernética, y Estados Unidos podría pagar el precio.


Fuente de información y más videos en el siguiente LINK